Hoy os queremos hacer partícipe de la historia de este luchador.
Rango llegó al refugio hace varios años.
Nunca nadie mostró interés en que Rango pasase a ser parte de su familia, y siempre ha convivido en armonía en su chenil con sus compañeros de 4 patas.
Hasta que hace unos meses, Rango fué atacado varias veces. Pedimos ayuda urgente para sacarlo del refugio y una buena persona se lo llevó en acogida. Allí pudimos descubrir que Rango sufre ataques de epilepsia y ese era el motivo por el que Rango era atacado.
Ya tiene su medicación, se le han hecho pruebas y se han descartado enfermedades infecciosas.
Su acogida por prob
lemas personales no pudo quedarse por más tiempo con él, pero Rango no puede volver al Refugio, allí corre peligro.
 
 
'El Buen Amigo' ha decido facilitarle su estancia en una fantástica residencia, en la que convive con muchos perros, todos sueltos y acompañados todo el día ,pero no podemos permitirnos ese coste por mucho tiempo, no sabemos hasta cuándo podremos tenerlo allí.
Por ahora solo tenemos para los dos primeros meses. Rango necesita una familia definitiva. No puede volver al Refugio.
¿Te animas a ser la persona que le devuelva la ilusión y el calor de un hogar?
 
Si estás interesado contactanos en:
protectoraelbuenamigo@gmail.com